cayetano ferrandez

el hombre gris

cayetano ferrandez  el hombre gris

source: consorciomuseosgvaes

No es la actual crisis, ni la última coyuntura económica, la que ha motivado este proyecto, sino que el enfoque y la preocupación estética de Cayetano Ferrández sobre esta materia social precede al desencadenamiento de las agónicas circunstancias de hoy. Prueba de ello es su extenso trabajo, del que aquí se muestra solo una selección. Debe ser interpretado más bien como un creador que supo ver en los tiempos de bonanza –esos que cegaron a la mayoría- los peligros que acechaban en el sustrato de aquella travesía, anticipándose con su análisis.Cayetano Ferrández en sus trabajos, habitualmente realizados en vídeo y soporte fotográfico, se apropia en cierta medida de los modos de comunicación visual de la publicidad, dando vida a escenas procedentes de la más absoluta artificialidad para, mediante personajes elevados al estatus de modelos interpretativos, desarrollar micro-relatos que narran el trasfondo de la opresión en la que se encuentra instalada nuestra realidad.La propia elección de los personajes nos da señas de una voluntad incisiva acerca del doble papel de la individualidad, que desarticula la acción grupal mientras homogeniza en los estándares de una nueva cultura infantilizada, aunque concebida para el consumo adulto. La obra de Cayetano se compone de imágenes que encierran una gran carga simbólica, actuando como un chasqueo de dedos que nos saca del trance hipnótico de lo preconcebido.
.
.
.
.
.
.
.
source: ccaaelpais

El artista alicantino Cayetano Ferrández, a través de fotografías, vídeocreación e instalación escultórica, y mediante personajes elevados al estatus de modelos interpretativos, desarrolla microrelatos que narran un trasfondo social de opresión en la que se encuentra inmerso el ser humano en la realidad actual.

“No es la actual crisis ni la última coyuntura económica la que ha motivado este proyecto”, explica el comisario de la muestra, José Luis Pérez Pont, “sino que el enfoque y la preocupación estética de Ferrández sobre esta materia social precede al desencadenamiento de las agónicas circunstancias de hoy”.

Ferrández posee una larga trayectoria artística la Comunidad Valenciana, y forma parte de la nómina de fotógrafos valencianos que han logrado ocupar un lugar destacado dentro del ámbito contemporáneo y de la fotografía actual en España, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Tras mostrar su trabajo en exposiciones como Expressions del Patrimoni, el Consorcio de Museos abre las puertas del Centro del Carmen a una de las series más completas y mejor resueltas del artista como es la titulada El hombre Gris. Este hombre esculpido a tamaño natural es un ser deshumanizado, una marioneta o muñeco articulado que representa al hombre actual y Ferrández invita a reflexionar sobre la sociedad actual y nuestra forma de relacionarnos con los demás.

Las escenas que ha escogido el artista para el Centro del Carmen son de opresión, de juegos de poder, de desprotección, de control, de manipulación en una forma de entender el mundo actual que da al espectador una oportunidad de cambio, un final esperanzador para esta narración.

Títulos como Todo está al revés o Caminar sobre cabezas transmiten con fuerza expresiva el conjunto de esa vida interior con la que el artista trata de captar al espectador. S

Pérez-Pont ha explicado que “Cayetano Ferrández debe ser interpretado más bien como un creador que supo ver en los tiempos de bonanza los peligros que acechaban en el sustrato de aquella travesía, anticipándose con su análisis”.

Ha añadido que su obra “se compone de imágenes que encierran una gran carga simbólica, actuando como un chasqueo de dedos que nos saca del trance hipnótico de lo preconcebido”.

Estéticamente la obra de Cayetano Ferrández permite al Centro del Carmen dar conocer al espectador una disciplina que comenzó a consolidarse entre los artistas contemporáneos a finales del siglo XX, como es la composición o creación fotográfica. Consiste en sustituir a la fotografía como observadora o testigo de una realidad por la creación de una escenografía “inventada”. Esta forma de trabajar traslada a la fotografía características propias del teatro, el cine o la publicidad, permitiendo narrar sucesos o evocar situaciones.