CECILIA CASTRO

Tengo el Puño Anikelado

source: castrocecilia

Con la aparición del movimiento futurista de la mano de Russolo apareció la propuesta de la utilización del Ruido como elemento para la producción musical. Así mismo este artista sostenía que no era la interpretación musical la que interviniera en la realidad, si no permitir que la realidad invadiera el arte musical.

Posteriormente, y con la aparición de artistas como Cage, se vacío al ruido de todo significado. El ruido no significa nada, o en todo caso significa la negación de las pretensiones de sentido que se le otorguen.
Ya es sabido que el acercamiento de los niños hacia el lenguaje de la música se da de forma natural como lo es el aprendizaje de la lengua materna. Comenzar esta aproximación con reconocimiento, descripción y clasificación de sonidos que escuchamos cotidianamente suele ser una actividad que divierte mucho a los chicos y les permite comenzar a distinguir y diferencias sonidos graves y agudos, lentos o rápidos. Utilizar analogías como: los sonidos agudos esta arriba, o son livianos, mientras que los sonidos graves son pesados y están abajo; los sonidos largos con pasos largos y los cortitos con salto, le da a los chicos la posibilidad de visualizarlos en el espacio y experimentar con su cuerpo lo que escuchan. Esto les permitirá en un futuro poder ubicar los sonidos gráficamente ya esa en una partitura tradicional o analógica. Una vez que el niño haya incorporado parámetros musicales, se puede comenzar con el trabajo basado puramente en el sonido, o sea sin hacer referencias a sonidos cotidianos. La utilización de las tarjetas sonoras es una forma de representar gráficamente los sonidos en un sentido analógico lo cual lo hace muy natural y divertido para los chicos.
Recomiendo los libros musijugando para trabajar este proceso tan fascinante.