TROIKA

Troika Limits of a Known Territory

source: nc-arteorg
Límites de un territorio conocido

Límites de un territorio conocido es una instalación de sitio específico presentada por primera vez en NC-arte donde el espacio se transmuta en un ambiente crepuscular, aparentemente abandonado, inundado de agua. Las reverberaciones auditivas se generan por un sonido variable producido por los once chorros de agua que gotean del techo. Cada uno de ellos se comporta de diferente y desconocida forma: algunas corrientes de agua se congelan en el tiempo, otras gotean más lentamente, más rápido o en dirección contraria. El visitante puede navegar por el espacio caminando sobre las piedras que quedan esparcidas por el suelo. La experiencia subjetiva e intangible del tiempo se hace física por la coreografía controlada de las velocidades variables y direccionalidad ilógica de los chorros de agua. Estos toman cierto valor arquitectónico en el espacio vacío de la galería pues se transforman en columnas líquidas mientras imbuyen el lugar con un sentido visual del ritmo.

Basándose en el interés de Troika por las conexiones entre el azar y el ejercicio del control, Límites de un territorio conocido se convierte en la simulación de una realidad paralela o incluso el escenario para un fallo de reminiscencia futurista de lo que podría haber sido un hecho casual.

La misma metáfora de la tensión entre el control y lo que es inherentemente incontrolable impregna Cartography of Control [Cartografía de Control] (2014), que consiste en las marcas dejadas por la manipulación de una potente descarga eléctrica quemando su camino a través del papel. Path of Least Resistance [Sendero de menor resistencia] (2013) es una serie de dibujos que utilizan la misma técnica. La serie compuesta por delicados patrones fractales revelan una trayectoria siempre impredecible, una línea a seguir por la fuerza de la corriente eléctrica. Una especie de juego azaroso que dibuja un diseño supuestamente fortuito, pero que es en última instancia, una reflexión sobre los límites entre el interior y el exterior, entre la señal intencional y la marca errática. Similar a Calculating the Universe [Cálculo del Universo] (2014), que explora la relación entre las normas y los conceptos de aleatoriedad y el caos. Esta pieza específica fue hecha a partir de un eje central y procediendo hacia arriba y hacia abajo, aplicando la misma regla pero obteniendo dos resultados muy diferentes, ejemplo de que incluso a partir de la misma condición y la aplicación de las mismas reglas repetitivas, los resultados, en el arte como en la ciencia, son a menudo imprevisibles.

Las obras de Troika a menudo presentan un carácter engañoso, dual, un bucle constante entre lo que parecen ser y lo que son: un espacio abandonado es, bajo una mirada más cercana, una híper coreografiada realidad, todavía dominada por un sentimiento subjetivo y rebelde de la cronología; un dibujo delicado es el resultado de un proceso peligroso y violento. El epítome de esto es Squaring the Circle [Cuadratura del círculo] (2013). Inspirado en la novela satírica de Edwin Abbott Flatland (1884), donde los habitantes de un mundo de dos dimensiones no pueden reconocer o percibir un objeto tridimensional, las esculturas se convierten en una mutación de las diferentes formas que se perciben en función de la posición del observador. Una vez más, la experiencia de ver y conocer remana en el corazón de la obra, ya que tanto la forma del cuadrado y el círculo están contenidos en un objeto. Del mismo modo Suspension of Disbelief [Suspensión de la incredulidad] (2013) existe en la zona de penumbra entre lo intangible y lo que es físico. Consiste en un pilar de luz producido por una lente refractante de rayos que viajan a través de su punto focal. Los rayos refractados componen una forma inmaterial que recuerda a un medio arco. Así explora la tensión entre lo que percibimos como real y lo que aparentemente parece imposible, cuestionando en cierto modo la (supuesta) discrepancia insalvable entre la creencia intuitiva y la razón agnóstica.

Eva Rucki (b. 1976, Alemania), Conny Freyer (b. 1976, Alemania) and Sebastien Noel (b. 1977, Francia) han trabajado como colectivo artístico desde el 2003. Su trabajo manipula nuestra percepción del mundo y cuestiona porque sabemos lo que sabemos, y si este conocimiento es en realidad cierto. Troika explora ideas en torno a las estructuras hechas por el hombre, el control, las acciones repetitivas y sistemas y cómo éstas coinciden, conflictúan, o se unen con lo imprevisible, lo incognoscible, e irracional. El trabajo de Troika se ha mostrado en numerosas exposiciones en instituciones como: Zentrum für Kunst und Medientechnologie, Karlsruhe, Alemania (2013), Victoria & Albert Museum Londres (2009), The Art Institute of Chicago (2009), MoMA New York (2008), Tate Britain (2007), y sus trabajos se presentan en las colecciones permanentes de Israel Museum en Jerusalem, British Council, Art Institute de Chicago, Victoria and Albert Museum en Londres y Museum of Modern Art en New York. En 2014 Troika fue seleccionado para presentar la pieza ‘Dark Matter’ en Unlimited, Art Basel. Próximas exposiciones individuales , actuales y pasados incluyen ‘Cartography of Control’, una exposición individual en Kohn Gallery, Los Angeles (10 enero – 7 febrero 2015), ‘Limits of a known territory’, una exposoción indvidual en NC-arte, Bogota, Colombia (Abril – Junio 2015), ‘Persistent Illusions’, a solo show at the Daelim Museum, Seoul, Korea (10 Abrill 2014 – 12 Octubre 2014), ‘The far Side of Reason’, OMR, Mexico DF, Mexico (Abril – Junio 2013).
.
.
.
.
.
.
.
source: wallpaper
Much contemporary art (though perhaps all art, always) has trust issues. It asks us to question what we think trustworthy. Take Troika’s ‘Limits of a Known Territory’, a site-specific installation currently on display at NC-arte in Bogotá.

The piece is essentially a flooded 200 square metre gallery, scattered with stepping stones. It also echoes with the sound of 11 streams of water, dripping from the ceiling. Except these streams do not behave as you would expect. Some are stalled in space, frozen in time, some run faster than the gravitation-set norm, some more slowly. Some streams even head north.

The illusion, the three-piece art collective explain, is achieved using a series of lights set in the ceiling that flicker at speeds unnoticed by the human eye, similar to the shuttering of the cinema projector. And just as a film can appear to stall or run in reverse if its frame rate and the projector’s shutter speed are not properly synched, so the water will do the same here. The piece is, as Troika’s Eva Rucki says, in the ‘tradition of expanded cinema’. And the effect is of a glitch in the known universe.

‘Limits of a Known Territory’ is, Rucki explains, an intriguing mix of ‘art, metaphysics and science'; all useful tools for asking big questions. ‘We are interested in systems and models that we, as humans, set up to create order, sense, purpose and stability.’

‘These systems can be religious, scientific or whatever, but people often mistake these models for reality. We’re fascinated by how these models become the status quo; the ultimate truth, even though they are just models that we set up to eliminate uncertainty. The water droplets invite us to reconsider the assumptions we make about the continuous nature of our universe.’

She adds, ‘it’s about creating disruption that leads to re-evaluation. What we think we see is influenced by what we believe we know. So if we step back and question the certainty of this knowledge, we might be able to see more, and differently.’