KARINA SMIGLA-BOBINSKI

KALEIDOSCOPE
Karina Smigla-Bobinski crea dispositivos interactivos que crean efectos visuales asombrosos. Al usar estos objetos, siempre se llega al punto en que los procesos perceptivos, que normalmente se ejecutan completamente en el subconsciente, salen a la superficie y se vuelven tangibles y, por lo tanto, permiten experiencias fascinantes. KALEIDOSKOP funciona como una caja de luz muy grande y completamente accesible. Las tintas cian, magenta y amarilla flotan en su superficie entre varias capas de película de PVC. Estos colores cian, magenta y amarillo (CMY) son producidos íntegramente por nuestro cerebro. El inicio se produce “virtualmente”.

HRAFNHILDUR ARNARDÓTTIR

cromo sapiens
La artista islandesa Hrafnhildur Arnardóttir / Shoplifter ha transformado un almacén en Giudecca en un entorno cavernoso multisensorial con una cantidad cacofónica de su material característico, cabello sintético. Color, sonido y texturas irresistibles guían a los visitantes a través de tres cámaras distintas provocando una experiencia inmersiva de estímulos visuales y auditivos.

CHRISTOPHE COPPENS

КРИСТОФ КОППЕНС
bird’s nest

Christophe Coppens nació en Bélgica en 1969. Inicialmente tuvo una formación en teatro como director y actor. Rápidamente entendió que lo que mas le gustaba del teatro eran los sombreros y las prendas, por lo que saltar al couture fué solo una cuestión de tiempo. A partir de allí, comenzó a hacer sombreros para Yohji Yamamoto y Guy Laroche. Ha hecho sombreros para la realeza belga. Ha hecho exposiciones y performances. Flirtea con la moda, el teatro y las artes visuales.

Markus Hofer

El austriaco Markus Hofer es un narrador nato que utiliza la escultura como su medio. Su método comienza con objetos comunes, cosas cotidianas básicas, que son intervenidas y manipuladas alterando sus estructuras y sus significados originales ligeramente. Pero el cambio sutil transforma el objeto en la representación de una idea, lo que obliga al espectador a analizarlo más de cerca. Cada intervención artística es simple pero potente, una invitación a un universo excéntrico y desconcertante donde la percepción y los hábitos visuales son cuestionados y modificados. Hofer obliga al espectador a un descubrimiento constante y trae a su atención las cosas cotidianas que nos rodean y las historias que pueden revelar.

Byoungho Kim

Бйонхо Киму
Floating Land

Este artista nacido y establecido en Seul trabaja con esculturas muy visuales que a veces rozan la linea que separa la escultura de la máquina. En muchas de ellas investiga con las posibilidades del sonido convirtiéndolo en arte. El artista surcoreano califica su obra como “Fantasía construida, fantasía del deseo, y una fantasía de nuestro tiempo”. Byoungho Kim dice que “la humanidad está en la búsqueda continua de nuevos deseos” y esa es una buena reflexión que también puede definir su obra a la perfección.

Francisco Larios Osuna

Etnomats 001
Francisco Larios es un artista multidisciplinario (México, 1960) cuyo trabajo despuntó en la década de los noventa. Larios ha practicado la pintura, el dibujo de concepto abierto, el uso de “software” para crear entornos visuales bidimensionales y tridimensionales. En su imaginario se cumple la condición postmoderna, en la que la cultura contemporánea es el punto de arranque para la elaboración de escenas que manifiestan un retorno a referentes sacros, temáticas filosóficas y fabulaciones inmemoriales.

ROGER CHAMIEH

corazon

Motivado por experiencias personales y estimulado por procesos y materiales, el trabajo de Roger Chamieh explora los conceptos de mortalidad, envejecimiento y miedo mediante el uso de metáforas visuales inquietantes. El trabajo de Chamieh explora la dinámica de la fragilidad, la tensión y las contradicciones a través de la dependencia de fuerzas tanto visibles como invisibles. Trabajando dentro de este contexto de oposiciones, crea obras de arte que desafían las ideas convencionales del objeto escultórico a través de su uso de materiales, tanto constantes como efímeros, y el precario equilibrio que se logra en la ejecución. Además, el uso de la cinética de Chamieh, así como los elementos de sonido y, más recientemente, el video, funcionan juntos para subvertir sus propias experiencias personales y su fascinación por la fragilidad de la vida; a menudo resulta en objetos que interactúan directamente con el espectador y transmiten algo que bordea la interpretación.