RAQUEL KOGAN

Reler (re-read)
File Festival

La instalación “Reler” se compone de un atril de madera con 50 libros sin título, similar a cualquier biblioteca. Todos los libros son aparentemente del mismo color, todos del mismo ancho y alto, identificados únicamente por el número dorado grabado en el lomo. Pero no son tus libros habituales. Son libros para ser escuchados y no para leer. Extractos breves y amados, las elecciones personales de un número de 50 personas invitadas a participar en la ejecución de la instalación, teniendo cada libro un propietario y una voz. Al abrir el libro, el interactor tiene su rostro iluminado, y un sistema de grabación de audio incorporado con circuito integrado, emite una voz pregrabada de quien seleccionó ese extracto de lectura de su libro favorito, por un máximo de cuatro minutos. Simultáneamente, en el espacio expositivo, todos los textos que se “leen” de los libros extraídos y abiertos se irán sumando entre sí mediante una interfaz conectada con el ordenador, formando el sonido cuadrafónico del ambiente en tiempo real. Así, se crea un palimpsesto de voces, timbres y lenguajes que cambia continuamente a medida que se retiran y devuelven nuevos libros. En esta instalación inmersiva interactiva, la presencia del usuario y su elección individual es parte de muchas otras elecciones individuales que, juntas, forman la voz de la instalación.