ALBA PRAT

digitalized

source: yatzer

They say that ‘great things happen only once’. Alba Prat, the talented fashion design graduate from the University of Berlin, endeavours to prove how inconsistent this statement is. The designer presents her second project; elaborate womenswear collection that is quite simply ‘great’.

Yatzer discovered an exceptional two-piece collection by a fashion design student from the Berlin University of Arts; Alba Prat. Despite the fact that the particular work was limited in terms of quantity, one could see the potential of this particular designer. Her work involved two designs made in laser-cut, neoprene fabric, following clean lines and creating 3-D-like, cubic effects. The small collection took the name ”The Synthetic Oceans”. Today, Alba makes her much-expected step forward. She presents us with a larger collection of garments made for women, always stamped with her signature elements. Describing it in a few words, the collection features clean lines, sole colours and optical effects. Yet this time the collection takes the name ”Digitalized”.

The Digitalized Collection constitutes Alba Prat’s fashion design studies final year project. According to the designer, the inspiration for her work was the 1982 film Tron, largely apparent in her futuristic design techniques.
.
.
.
.
.
.
.
source: pleatfarm

Tron, a cult film from 1982, takes place in two parallel universes: the real and the virtual. Through a laser that converts real people into pixels, the world of Tron appears like a strange foreign world without sun, where androids live surrounded by 3D landscapes.
The film has a strong retro character given by the era of production, which coexists with a high-tech nature. Both aspects are the basis of my collection. It consists in androgyn, straight silhouettes out of wool, leather, cotton and lack. Through different techniques I have created cube patterns on the surface of some of the materials. Giving the designs a technical yet minimalist character.
.
.
.
.
.
.
.
source: elmundoes

Vive en Berlín. Acaba de licenciarse como diseñadora de moda en la Universität der Künste (UdK). “Hace dos semanas”, señala satisfecha. Durante sus estudios, ha trabajado con Christopher Kane en Londres. Tremendamente inquieta, Alba Prat combina en sus piezas el entusiasmo por experimentar con tejidos y una manera personal de componer formas. Mmod (Murcia Open Design) ha acogido su primer desfile en España.

Estudió Ciencias Ambientales en Barcelona. Entre examen y examen, bailaba en la Apolo o en Razzmatazz. “Todos mis amigos eran diseñadores”, cuenta. La moda era una diversión como otra cualquiera. Hasta que un día se cansó de la flora y la fauna, de evaluar el impacto ambiental y de la microbiología y decidió plantarse en Berlín con el objetivo de convertirse en diseñadora. Y el que la sigue, la consigue.

Primero dedicó un año a aprender alemán y a dibujar. “Nunca había dibujado”. Entrar en la UdK no era fácil. Menos de 15 alumnos por curso. Se lo tomó muy en serio y consiguió una plaza en 2007. Sus prácticas de fin de carrera las hizo el año pasado con Christopher Kane en Londres. “Es un encanto. Es superhumilde, muy mono”, dice del que podría ser sustituto de Nicolas Ghesquière en Balenciaga. Alba Prat es fan suya, como de Raf Simons.

A ella le han salido admiradores por ‘Digitalized’, una colección minimalista y experimental que parte de ‘Tron’, aquella película ochentera que se desarrolla entre dos universos paralelos: el real y el virtual. Un fuerte carácter retro debido a la época de la producción que coexiste con una atmósfera high-tech. Ambos aspectos están presentes con prendas en lana, piel y algodón.

Ésta y sus otras cuatro colecciones (‘Neon old school’, ‘Synthetic oceans’, ‘Once upon a time…’ y ‘Minimal Baroque’) las presentó en la Mercedes-Benz Fashion Week Berlín, al igual que otros alumnos destacados de la UdK, llamando la atención de medios como Neo 2 o Vogue.fr. “No tengo un duro para empezar a producir”, dice. Por eso ahora le gustaría trabajar en una gran empresa, para ganar dinero. Va a presentar su portfolio a Cos y Céline. “Paralelamente, me gustaría ir creando mi marca”. De ahí su celebrado desfile en un bello salón del Teatro Romea de Murcia, por obra y gracia de la organización de Mmod, que la buscó.

Diseña escuchando música electrónica. “Empecé con Miss Kittin, luego me pasé al minimal con Kompakt y ahora tengo una etapa muy techno. Mi sello favorito es Drumcode”, desvela. En Berlín recomienda ir al archivo de Bauhaus y al Hamburger Bahnhof. Para bailar, nada como Berghain. Trabajadora, instintiva y con marcada personalidad, Alba Prat no se plantea volver a vivir en España. “Y ahora menos”.
.
.
.
.
.
.
.
source: monkeyzen

En un momento en que el CGI (Computer-generated Imagery, es decir imágenes generadas por computadora) alcanza niveles y calidad en los que cuesta a veces diferenciar lo real de lo virtual, diseñadores de diferentes ámbitos buscan recuperar la esencia de esta tecnología. Las imágenes que podemos ver en cine son están construidas a partir de una infinidad de polígonos: cuanta más definición y detalles tiene un objeto o un entorno, más polígonos. Si se reduce la cantidad de polígonos, el objeto adquiere una forma primitiva y facetada, como si de un bloque para esculpir se tratará, como por ejemplo el mouse Orime donde una herramienta habitualmente redondeada y ergonómica adquiere un extraño volumen triangularizado.

Película culta de los años 80 tanto por su estética como tecnología, Tron es una de las primeras que recurre en gran parte al CGI. La historia se desarrolla en dos universos paralelos: el real y el virtual, donde el virtual adquiere la aséptica y depurada estética de un mundo cuadriculado de colores primarios. Treinta años más tarde, este ambiente entoncés high-tech adquiere un fuerte carácter retro que inspiró a la diseñadora Alba Prat su colección Digitalized. Gracias a diversas técnicas, la lana, el cuero o el algodón adquieren un dibujo y una textura facetada, un relieve que contrasta con las líneas depuradas y andróginas de las prendas.

Aunque todavía estudiante de la Universität der Künste (UdK) de Berlín, Alba Prat, que previamente estudió el diseño de estampados en Barcelona, cuenta ya con algunas colecciones como Synthetic Oceans o Minimal Baroque donde la geometrización de los tejidos y de las formas adquiere siempre gran protagonismo y las convierte en piezas espectaculares y altamente elegante. Puedes descubrir en la galería a continuación parte de la colección Digitalized, fotografiada por Jonas Lindström, de esta futura promesa de la moda.
.
.
.
.
.
.
.
source: pitch-present

Berlin-based fashion designer Alba Prat’s latest collection “Syn chron” was inspired by German artist Carsten Nicolai’s ideas on synchronization – the relations that exists when things occur at the same time.

The garments are fluorescent-gradient-precise-and-technical works of art, and like Nicolai’s practice, they lie at the intersection of art and science.

“My approach to Carsten Nicolai is through his visualizations of sound phenomena. The questioning of what is heard and what is seen is a recurring subject in his art. It is a play between the visible and the invisible where scientific methods of measurements of the laboratory are turned into visual interpretations.”

Prat recorded her heartbeat twice and through the magic of computer software created visual representations of the noise in distinctive abstract forms, which became the basis for the prints she used. One of the recordings visualizations were “elegant and calm” whilst the other was “sportive and bright”. Though the graphic representations, Prat was able to create these luminous digital prints.

The collection is cool and chic with a sporty edge. Prat isn’t afraid to work with bold minimals; shades of white support fluorescent pinks and opal blues, just as she did with her SS12 “Neon Old School” collection with featured the brightest highlighter yellow.